Café Kino: ¡Que sí, que dentro hay un cine!

¡Qué cómodo es ver una película en casa! Con el sofá, las palomitas, la cervecita… Pero por muy grande que sea la tele de plasma y muy estupendo el dolby-surround, nunca hay nada como una pantalla de cine para ver a Jason Bourne (iba a poner a James pero es que las nuevas no tienen a Sean Connery…) Hasta que ahora Café Kino propone mezclar las dos opciones: Cine de calidad como si estuvieras en casa.

Café Kino

Café Kino

Cafe Kino es una coqueta cafetería de la calle Olivar que grita desde la pizarra de la entrada: ¡Que sí, que dentro hay un cine!! La sala es pequeña, con un aforo de sólo 11 personas pero todas en su sofá correspondiente y con pantalla grande y buen sonido. Cada mes, programan un ciclo temático de 12 películas en las que al menos cinco han de responder a las siguientes premisas: una cinta no americana, una española, una rareza, un director y una película infantil. Las proyeccionesse mezclan hábilmente” para que se pueda venir muchas veces y no repetir título. A la sala se pueden pasar las consumiciones de la cafetería, desde un café a un cubo de botellines, y en cualquier momento te puedes levantar a pedir y te traen la comanda a la butaca. Nachos con guacamole y El Golpe, café  y muffin mañaneros con El Otro Lado de la Cama o un copazo con The Rocky Horror Picture Show, que ha estrenado las proyecciones nocturnas de los viernes.

Café Kino

Café Kino

Juan Barba dice que su hermana Teresa y su socia Álex afirman haber ideado el proyecto “en una noche de copas”, que es cuando surgen las mejores ideas (si te acuerdas de ellas), después de haber visto este tipo de salas en otros países. Los tres dueños decidieron optar por Lavapiés porque “es más multicultural y tiene algo latente” y hasta ahora, van adaptando su actividad bajo la premisa de que sea un cine “para todos los públicos”. Por eso, tienen la sesión golfilla (infantil) los sábados y domingos por la mañana, la golfa de los viernes por la noche y las aptas para bebés, las dos primeras sesiones de martes a viernes (oh, si, madres, podéis venir a ver una película normal, de adultos con vuestro bebé lactante sin que nadie se queje) Se han celebrado cumpleaños infantiles y de adultos (comprar todas las entradas son 22 euros) y no descartan más propuestas personalizadas para días entre semana.

Café Kino

Café Kino

Y si no quieres ver una película, la cafetería tiene picoteo variado, dulce y salado durante todo el horario de apertura. Además, cuenta con wifi gratuito, libros de cine para leer y pequeñas exposiciones que harán agradable cualquier tarde. No te quedes a vivir allí, que tiene que haber hueco para todos.

Los datos: Café Kino. Calle Olivar, 17. 91 173 62 73. Horario:  todos los días, de 10 a 22h (viernes y sábados, hasta las 23h).

No te pierdas su programación en su web, su boletín mensual Kinoterapia, su Facebook (que organiza además divertidos concursos) y su twitter.

*Fotos de MGMB.
*Siguenos en Facebook y en twitter si quieres mantenerte al día de lo más bonito del barrio.

Si te ha gustado esta entrada y quieres más, puedes seguirnos en Facebook, Twitter o suscribirte para recibir nuestra newsletter.

17 comentarios

¿Quieres responder?

Deja un comentario